No difamamos… Contestamos y explicamos

Queremos comenzar a hablar sobre el ataque difamatorio y discriminatorio del Colegio de Psicólogos de Córdoba sobre la formación en el campo de la psicología social que se dicta en nuestro Instituto de Estudios Psicosociales “Dr. Enrique Pichón Riviere”, y que cuenta con expediente en DGIPE  Nº 0111-055404/05

El Colegio de Psicólogos de Córdoba ataca nuestra formación calificándola  de pseudocarrera, utilizando la misma descalificación que hiciera el filósofo Mario Bunge sobre la formación de los psicólogos en la Facultad  de Psicología donde  “propone eliminar la Facultad de Psicología porque se imparten enseñanzas de  ´seudociencia´”.

El abordaje de los fenómenos psíquicos en la Argentina nunca fue campo exclusivo de la Psicología. En nuestro país, con el aporte crítico del Dr. Enrique Pichon Rivière (sin duda la figura más representativa en el desarrollo de la psiquiatría moderna y el psicoanálisis en nuestro país) se funda una escuela que rompe con una concepción elitista de la ciencia, y se plantea que la psicología social es un instrumento de cambio y transformación social. Apropiándose de conocimientos, métodos y herramientas propias e interdisciplinarias, para operar y conceptualizar el trabajo de campo en procesos institucionales y vinculares y en generar cambios en esos procesos. Así puede abordar nuevos fenómenos que sufren los sujetos y sus vínculos, que pertenecen a lo social, como las problemáticas estructurales de la sociedad, generados por la pobreza, desocupación, desigualdad, marginalidad, etc., y su nexo con la subjetividad de las personas.

¿De quienes nos defendemos?

El  Colegio de Psicólogos de la Provincia de Córdoba ataca al Operador en Psicología Social, aduciendo que pone en peligro la salud de la población por un diagnóstico desacertado o intervenciones mal realizadas. Este ataque demuestra un desconocimiento palmario respecto del rol del Operador en Psicología Social dado que este, por su formación, NO DIAGNOSTICA NI REALIZA INTERVENCIONES PSICOLÓGICAS.

El Colegio de Psicólogos de la Provincia de Córdoba aduce que para ejercer la psicología en la provincia es necesario tener un título de grado y matricularse en el colegio correspondiente según la ley Prov.Nº 8312. Esta es una falacia porque la referida ley habla del ejercicio de “la actividad profesional del Psicólogo” y no “de la Psicología”. Es decir, la ley centra su desarrollo en el título concreto de Licenciado en Psicología y Psicólogo y no en otros títulos. Como ocurre con los ingenieros, agrimensores , constructores o arquitectos, todos coinciden en actividades como las obras civiles pero cada uno con su incumbencia.

El Colegio de Psicólogos de la Provincia de Córdoba engaña intencionalmente a la población al pretenderse “colegio de todas las prácticas de la psicología”, cosa que no es cierta, dado que si ello fuera así sería ilegal el ejercicio de la mediación, el arbitraje, el trabajo social, la formación de Acompañantes Terapéuticos, la Psicopedagogía, psicomotricistas, etc.

El gran error de todo esto es considerar al Operador en Psicología Social como un psicólogo devaluado, o como un profesional que pretende inmiscuirse en el ejercicio profesional de los psicólogos.

¿Que hacemos y donde trabajamos?

El Operador tiene su área de trabajo, su metodología, su técnica específica y sus  propias incumbencias. El Operador en Psicología Social trabaja en ámbitos y espacios donde, interactuando grupos de personas, pueden identificarse fenómenos psicosociales. Estos se dan en instituciones, en familias, en organizaciones, comunidades etc. promoviendo una participación activa frente a los problemas sociales que se suscitan, contribuyendo a la búsqueda de soluciones.

El trabajo de la Psicología Social apunta al desarrollo del espacio grupal, dado que cuando se produce la interacción humana, cuando las personas participan de problemas sociales comunes, la reflexión y la comunicación entre sus miembros trae aparejado el aprendizaje y éste trae también  una nueva forma de adaptarse a la realidad, una forma activa.

Tal vez sea por eso que es una profesión tan cuestionada ,¿a quién le sirve una sociedad sana, reflexiva, participativa, comprometida y hasta combativa de situaciones de injusticia, de opresión, y de alienación a los que nos tiene acostumbrados  la actual sociedad de consumo?

Cooperativa de Trabajo “Instituto de Estudios Psicosociales de Córdoba “Dr. Enrique Pichón Riviere”

psicosocialcba@yahoo.com.ar

Anuncios

Un pensamiento en “No difamamos… Contestamos y explicamos

  1. Alfredo Guillermo DELLA PUPPA dice:

    al sobredimensionar las semejanzas en disciplinas sociales que se encuentran claramente delimitadas y reconocidas por métodos característicos de intervención, se arriba a una visión sesgada de la realidad. Proponemos entonces generar un espacio de intercambio donde basados en una concepción de convivencia y complementariedad, mancomunemos esfuerzos orientándolos al abordaje activo de una comunidad, que hoy necesita de la intervención interdisciplinaria ante la complejización de sus problemáticas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s